Archivo de la etiqueta: mejor… imposible

Verdell, mejor imposible

Hasta que no vi Mejor… imposible (1997, James L. Brooks) no sabía ni que existía la raza Grifón de Bruselas, este perrito tan espabilado y con cara de mono.

En la película, el papel del perro-actor Jill es bastante crucial. Melvin Udall (Jack Nicholson) es un escritor que ha cosechado fortuna escribiendo novelas románticas pero que Verdell (Jill)sufre de un trastorno obsesivo-compulsivo: odia el contacto físico, repite acciones, se obsesiona con la contaminación de ciertos objetos y no se esconde de su racismo y homofobia.  Es grosero, antipático, no tiene amigos y nadie lo soporta, excepto Carol (Helen Hunt), la camarera que le sirve cada día. Con su vecino Simon, un artista homosexual, tampoco mantiene una relación muy cordial, és más, no se pueden ni ver.

Un día, Simon es brutalmente golpeado y como consecuencia, debe permanecer ingresado en el hospital durante un tiempo. Muy a desgana, Melvin se ve obligado a hacerse cargo de su perro Verdell, a sus ojos, un molesto nido de parásitos de cuatro patas.

Poco a poco, la convivencia con Verdell, un granuja amante del bacon, ayuda a florecer la gran humanidad que se esconde en Melvin y que más adelante acabará por cambiarle la vida.

El papel de Verdell fue interpretado por el Grifón de Bruselas Jill, aunque cinco grifones más, llamados Timer, Sprout, Debbie, Billy y Parfait, fueron utilizados como soporte durante todo el rodaje. A los seis les dieron un aspecto muy desgreñado, para simular una imagen pícara y traviesa del perro.

Matilda de Cagny, también adiestradora de Moose y Enzo de Frasier (NBC: 1993-2004), fue la encargada de que Jill llevara a cabo la mayoría de escenas.

Anuncios