Archivo de la categoría: Series

Los hombres lobo

Artículo escrito por: Juan Ignacio Martín

Durante la historia del cine el hombre lobo ha sido sujeto de cientos de películas, algunas en tono dramático y otras en tono de humor, en este artículo trataremos las de mayor relevancia o éxito en nuestras pantallas.

El hombre lobo o licántropo es un ser humano que puede cambiar su forma a la de lobo debido a una maldición o a la mordedura de otro hombre lobo, esta transformación se da las noches de luna llena donde la víctima de esta maldición siembra el caos sin que pueda hacer nada por remediarlo. Por regla general las leyendas de hombres lobos han deambulado por Europa prácticamente desde siempre, aunque los nativos americanos también tienen leyendas de este tipo de antropomorfos (seres humanos que cambian a forma de animal) pero asociadas a todo tipo de animales. Muchas de estas leyendas nacieron a causa de matanzas o asesinatos en serie durante épocas donde la falta de conocimientos y supersticiones causaban toda clase de especulaciones sobre el tema, es por esto que los hombres lobo estén tan ligados a los vampiros ya que en muchas culturas son la misma criatura o se creía que si no se quemaba su cadáver podían resucitar como vampiros, por citar algunas creencias.

Los hombres lobos suelen tener una fuerza y velocidad fuera de lo normal, según algunas leyendas dicen que solo se diferencian del resto de lobos por no tener cola, y mantener ojos y voz humanos. Por regla general cuando vuelven a su forma humana se encuentran muy debilitados, y no recuerdan nada de lo que han hecho… por no mencionar que no conservan la ropa que llevaban puesta en su forma humana, causándoles más de un problema o situación divertida en las películas que comentaremos más adelante. Sólo suelen ser vulnerables a objetos de plata, en la ficción moderna solamente una bala de plata puede matarlos, ya que otros artilugios suelen ser inútiles. La curación de la licantropía es bastante rara en la ficción, algunas fuentes hablan de cansar al sujeto en su forma de lobo para que deje de transformarse, llamar al sujeto tres veces por su nombre cristiano, o otras más extremas como exorcismos o métodos clínicos han acabado normalmente con la vida de los pacientes.

Hombre Lobo (Lon Chaney Jr.)

En la gran pantalla encontramos como primer película relevante El Hombre Lobo (The Wolf Man, 1941, George Waggner) protagonizada por Lon Chaney Jr. Esta película pertenece a los clásicos de terror de Universal, entre los que se encuentran Drácula, Frankenstein o La Momia entre otros. En esta película Larry (Chaney) vuelve a casa tras años de ausencia, durante su estancia salva a una amiga de su enamorada de ser atacada por un lobo, pero es mordido durante la pelea. Después de esto una gitana le dice que ese lobo al que mató era su hijo y que ahora él también está maldito al haber sido mordido. La película gozó de tanto éxito que contó con cuatro partes más donde Lon Chaney Jr retomaba su papel. En esta película se introdujo el concepto de que los hombres lobo eran vulnerables a la plata, y sería usado en siguientes adaptaciones. Me gustaría mencionar que este mismo año, 2010, hicieron un remake con Benicio del Toro como protagonista, pero que fue un fracaso en taquilla pese a contar con actores como Anthony Hopkins.

David (David Naughton) en plena transformación

Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, 1981, John Landis) esta nueva versión del mito del hombre lobo dirigida por John Landis nos cuenta, con cierto humor negro, como dos estudiantes americanos mientras están de viaje en la campiña inglesa son atacados por un lobo. David es mordido durante el ataque y Jack acaba muriendo… durante toda la película Jack se le irá apareciendo a su amigo en forma de zombi, cada vez más podrido hasta acabar siendo un esqueleto parlante, para advertir a su amigo sobre la maldición que sufre y las consecuencias si no pone fin a su vida. La película tuvo un gran éxito en su momento debido a sus efectos especiales ganadores de un oscar, que animaron a Michael Jackson a contratar a Landis para que dirigiera su videoclip Thriller.

Scott Howard (Michael J. Fox) transformado en hombre lobo

De pelo en pecho (Teen Wolf, 1985, Rod Daniel) era una de mis favoritas cuando era niño. La película nos cuenta la historia de Scott Howard (Michael J. Fox) un chico normal de instituto que sueña con ser alguien especial para poder conquistar la chica de sus sueños. Como está en plena pubertad, Scott empieza a notar ciertos cambios en su cuerpo, pero no son los que sufrimos todos en esa época… le crece el pelo, sus dientes pinchan, ¡se convierte en hombre lobo adolescente! (he de confesar que cuando era pequeño está transformación impactaba bastante). Tras esto su padre le confiesa que vienen de una familia de hombres lobo y que tenía la esperanza de que la maldición se saltara su generación como a veces pasa. Stiles, el mejor amigo de Scott y fiestero surfero para más señas, hace que saque partido de su nueva condición y lejos de ser temido por su condición como en otras versiones ahora la gente le admira por su velocidad y fuerza mostrada en la cancha de baloncesto donde ahora es una super estrella. Esto hará que Scotty pierda algo la cabeza con la fama y madure valorando realmente las cosas importantes, como la gente que le quiere. La película tuvo tanto éxito en los 80 que se hizo una serie de dibujos en 1985, donde ahora Scotty tenía también unos abuelos y hermana pequeña que también eran hombres lobo. En 1987 tuvo una secuela: Teen Wolf Too, con Jason Bateman como protagonista que interpretaba al primo de Scott que entraba en la universidad y tenía que pasar por los mismos problemas que su primo. Como curiosidad comentar que en países como Italia al personaje de Scott se le cambió el nombre a Marty para aprovechar el tirón que tuvo Regreso al Futuro ese mismo año, en Brasil la titularon El chico del futuro siguiendo la misma estrategia de captar más público.

Will Randall (Jack Nicholson) en plena transformación

Lobo (Wolf, 1994) película dirigida por Mike Nichols que vuelve a contar la historia del hombre lobo adaptada a la época actual y de manera algo sátira, esta vez con adulterio, celos y traiciones en la trama. Will Randall (Jack Nicholson) es mordido por un lobo de camino a casa, en el trabajo empezará a notar cambios físicos y de carácter que le llevarán a morder a Stewart (James Spader) un compañero de trabajo con el que se acuesta su mujer. Esto hará que Stewart se comporte del peor modo posible acusando a Will de las muertes que él provoca, y causando el caos con sus más allegados.

Romasanta. La caza de la bestia (2004, Paco Plaza) ambientada en la Galicia de 1850 donde ocurren una serie de asesinatos en serie hasta que detienen a Manuel (Julian Sands) que explica que es víctima de una maldición y que no puede hacer nada para evitarlo. El argumento está basado en la historia real de Manuel Blanco Romasanta, conocido como el Hombre Lobo de Allariz.

Jacob Black (Taylor Lautner) transformado en hombre lobo

En la Saga Crepúsculo, Jacob Black es un joven nativo americano de la tribu Quileute. En Crepúsculo (2008, Catherine Hardwicke) se nos presenta como un joven algo tímido que parece estar interesado por Bella Swan, la protagonista, y le advierte sobre los Cullen que siglos atrás hicieron un pacto de no agresión con su tribu y le da a entender que su compañero de clase Edward podría ser un vampiro. A la autora y su editor le gustó tanto el personaje que decidieron darle un papel más prominente en el siguiente libro, así Bella para salir de su depresión empieza a salir con Jacob, como amigos, en la ausencia de Edward durante Luna Nueva (2009, Chris Weitz). Jacob acaba enamorándose de ella, pero Bella no le corresponde. Bella nota que la actitud de su amigo ha cambiado desde que sale con un grupo de jóvenes de su tribu que no parecen muy recomendables, esto se debe a que forman parte de un grupo que puede cambiar de forma a voluntad y transformarse en lobos del tamaño de un caballo y de una fuerza descomunal. Los Quileute son enemigos mortales de los vampiros pero no agreden a los Cullen por el pacto anteriormente mencionado… está rivalidad llevará al triángulo amoroso entre Bella, Edward y Jack a más de una situación desagradable durante la saga. En las peliculas el personaje de Jacob lo encarna Taylor Lautner, un nuevo ídolo adolescente.

En Buffy Cazavampiros (1997-2003) el adolescente guitarrero Oz también sufre esta maldición. Oz es un chico irónico, solitario, inteligente y lo de hombre lobo le viene de familia. En una de las temporadas finales, Oz deja pueblo de Sunnydale y viaja al Tíbet para intentar controlar sus transformaciones y, aunque a la vuelta la luna ya no le afecta, sigue conservando la capacidad de transformarse en situaciones de ira, miedo o dolor (sea de día o de noche).

Lobo Hombre

Y como curiosidad final, recordar al Lobo Hombre de Bola de Dragón (1989-1989, Akira Toriyama) que parodiaba al mitológico animal y que odiaba que le confundieran con un hombre lobo, ya que él de normal era un lobo y en las noches de luna llena se convertía en hombre, cosa que dejó de hacer porque Mutenroshi destruyó la luna para que Goku no pudiera convertirse en Ozaru (ese mono gigante en el que se transformaba cuando miraba la luna llena). Durante el torneo de Artes Marciales Mutenroshi hipnotizó a Lobo Hombre usando la cabeza de Krilin como luna… la transformación humana de este personaje resultaba ser bastante fea por lo que el Maestro Tortuga no entendió su decisión de querer cambiar.

Brandon, el perro maravilla

De pequeña quería ser Punky Brewster. Punky era lo más. Era una niña divertida, con estilo, muy lista e ingeniosa, que soñaba con ser astronauta y que tenía una fantástica casa en un árbol. Y lo más importante, siempre iba acompañada de su fiel compañero Brandon, un Golden Retriever que sabía hacer de todo; jugar a las damas, al póker, ir en skate…

Punky Brewster (1984-1986, NBC) es una comedia americana que cuenta las aventurillas de Punky, una niña huérfana que es adoptada por un viejo fotógrafo soltero y gruñón, llamado Henry Warnimont.

Brandon aparece en la serie desde el primer capítulo, cuando aún es un cachorrito de Golden Retriever. A lo largo de las cuatro temporadas lo vemos crecer y realizar los más divertidos trucos y ejercicios, motivo por el que en Estados Unidos se lo empezó a conocer como The Wonder Dog (el perro maravilla). Su adiestrador, Glen Garner, comenta que aprendió a ir en skate en tan sólo un par de días.

El episodio final de la serie es Campanas de boda para Brandon, en el que Brandon se enamora de Brenda, una Golden Retriever que pertenece a uno de los vecinos de Punky. El intenso romance culmina en una ceremonia nupcial en la que asisten otros perros del vecindario.

Como anécdota, comentar que aunque el Brandon acompaña a Punky desde el principio, el perro actor que lo interpreta no aparece en los títulos de crédito hasta la tercera temporada.

Gracias al éxito de la serie, 1985 se creó It’s Punky Brewster (1985-1986, NBC) una serie de dibujos animados en la que Punky llega al otro lado del arco iris y se trae a Glomer, un extraño ser de un mundo mágico que es capaz de conceder deseos, lo cual crea nuevas situaciones disparatadas de las que Punky y sus amigos no se podrán escapar.

Salem, el gato parlante de Sabrina

Salem Saberhagen es el gato más descarado de la televisión y eso me encanta. ¡Por fin le ha llegado el turno!

Sabrina (Melissa Joan Hart) y Salem Saberhagen

Sabrina (Melissa Joan Hart) y Salem Saberhagen

Salem Saberhagen es un gato negro que vive en una casa de aspecto victoriano en Westbridge (Boston, Massachusetts) con una bruja adolescente llamada Sabrina y sus dos tías, Hilda y Zelda Spellman.

Sabrina, cosas de brujas (ABC: 1996-2003) es una serie de ficción estadounidense que se centra en la vida de Sabrina Spellman. Sabrina es una adolescente que lleva una vida normal en compañía de sus dos tías hasta que, el día de su decimosexto cumpleaños, le desvelan que, al igual que ellas dos, también es una bruja. Y su gato Salem, que hasta entonces había sido un gato negro de lo más normal, también le confiesa ser un brujo que vive atrapado dentro del cuerpo de un gato. A partir de ese momento, Sabrina empieza a compaginar su vida de instituto con el duro trabajo de aprender a ser bruja.

Salem Saberhagen es un brujo de 500 años de edad que en sus años mozos fue un criminal de la Otra Esfera (una dimensión en la que viven brujos y brujas). Su delito fue querer conquistar el mundo y, por ello, le condenaron a pasar 100 años sin poderes mágicos encerrado en el cuerpo de un gato. Por otra parte, el tribunal de la Otra Esfera condenó a Hilda Spellman por ser una de sus seguidoras y su castigo fue tener que hacerse cargo de Salem y mantenerlo libre de parásitos.

Salem Saberhagen

Salem Saberhagen

Salem es ingenioso, egocéntrico, codicioso, ambicioso, avaricioso y muy glotón. Le gusta cantar, jugar con ovillos de lana y leer el diario de Sabrina. Durante toda la serie intenta “instruir” y “ayudar” a Sabrina en su aprendizaje, pero muchas veces, sus consejos, no hacen más que empeorar la situación. A pesar de todo, es un buen amigo de Sabrina.

Uno de sus objetivos sigue siendo el de querer dominar el mundo, aunque también quiere hacerse millonario y famoso y, como no, volver a ser humano.

Salem Saberhagen

Salem Saberhagen

El gato que aparece en la serie está interpretado por gatos reales y por animatronics. En las escenas que Salem no habla se utilizaron gatos de verdad pero en las que el animal habla y realiza acciones, se utilizaron dos animatronics diferentes (manejados por 3 titiriteros). Los animatronics originales fueron fabricados en 1998 por la empresa Animal Makers pero fueron despedidos y los Chiodo Brothers. El cuerpo del Salem robótico se podría mover de 30 formas diferentes a través de una barra con cables y también por radio control.

En España la voz se la puso Jesús Rodríguez y en la versión original el escritor, actor y reportero Nick Bakay.

Los Dobermann del señor Higgins

Hoy les toca el turno a la pareja de “dóciles” Dobermann que aparecen en una de las series que marcó mi infancia, Magnum, p.i. (CBS: 1980-1988), una mezcla de comedia, acción y drama. ¿Quién no recuerda al guaperas de Tom Selleck interpretando a Thomas Magnum? Ese investigador privado mostachudo, adicto a las camisas de flores y a las bermudas y residente en Oahu, Hawai…

Thomas Magnum es un investigador privado (de ahí lo de p.i. del título, private investigator) que reside en la mansión de Robin Masters, un misterioso escritor rico y famoso que vive en el anonimato. Parece que en el pasado, Magnum hizo algún tipo de favor a Masters y éste le deja vivir en la casa de invitados de su mansión, vaciar su selecta bodega de vinos y utilizar su espectacular Ferrari rojo.
Magnum es un vividor y un mujeriego nato que se gana la vida resolviendo casos con la ayuda de sus dos amigos y ex-compañeros de Vietnam, Rick y TC.

En contrapunto a su estilo de vida desenfadado, encontramos al mayordomo que custodia la mansión de Masters, Jonathan Higgins (John Hillerman). A parte de vigilar la mansión y sus alrededores, también se encarga de controlar y cortar el rollo a Magnum. Para llevar a cabo estas tareas, Higgins (doctor en Matemáticas y ex-combatiente de la Segunda Guerra Mundial) cuenta con la ayuda de sus dos fieros Doberman, Apolo y Zeus, a los que nadie se puede enfrentar.

Zeus y Apolo son dos Dobermann muy inteligentes y territoriales que obedecen a la perfección las órdenes de Higgins. Son los encargados de vigilar la finca y de atacar y perseguir a cualquier intruso o sospechoso, incluso si este es el mismo Magnum.

Estos dos angelitos disfrutan de todos los lujos de la finca, campan a sus anchas por el terreno y siguen una dieta basada en filetes y solomillo.

Durante toda la serie (ocho temporadas) Zeus y Apolo fueron interpretados por diferentes Doberman. En la primera mitad de la primera temporada se utilizaron tres perro-actores, dos hembras llamadas Cola y Nohea y un macho llamado Joe. A mitad de esta temporada, el adiestrador de estos tres Dobermann, Karl Lewis Miller, dejó la serie y fue sustituido por Scott E. Hart, que en la segunda temporada, despachó a Cola, Nohea y Joe y empezó a trabajar con sus perros, dos machos, Whisky y Brutus, y una hembra, Dominique.

Se dice que Whisky, Brutus y Dominique llegaron a ganar unos 1.000 dólares a la semana y que tenían que volar desde Los Angeles a Hawai para grabar sus escenas. Los productores, para ahorrarse el dineral que suponía grabar con estos perros, cada vez les hacían aparecer en menos escenas e incluso intentaron reemplazarlos. Digo intentaron porqué Tom Selleck y John Hillerman se negaron a seguir en la serie si no lo hacían los perros también. Será que Tom se sentía cómodo perseguido por estas bestias…

Un policía diferente

¿Quién no ha visto, ni que sea sin querer, un episodio de Rex, un policía diferente? Con doce temporadas a sus espaldas no es de extrañar que alguna tarde de domingo, de esas en las que no hay nada que hacer, pillaras una de sus aventuras y te quedaras enganchado delante del televisor hasta la hora de cenar.

Después de tantos años, Rex ha pasado por manos de cinco policías diferentes con los que ha tenido tiempo Richard Moser (Tobias Moretti) y Rex (Santo Von Haus)de encarcelar a todos los malos de Viena y por consiguiente, en las dos últimas temporadas, ha sido enviado a limpiar las calles de Roma.

Las diez primeras temporadas, de producción germano-austríaca, sitúan la acción en Viena. El primer dueño de Rex muere y el perro se queda hecho polvo, no quiere comer ni beber y los responsables de la policía canina piensan en sacrificarle. Richard Moser (Tobias Moreti), comisario de la brigada de homicidios y recién divorciado, decide quedarse con el Pastor Alemán. Pronto, Moser y Rex se convierten en grandes amigos y juntos hacen la pareja perfecta para luchar contra el crimen.

Después de tres años (a mitad de la cuarta temporada) Rex y Alexander Brandtner (Gedeon Burkhard)Moser muere a manos de un asesino en serie al que seguía la pista. Rex, en la misma situación que años atrás, se niega a comer y a salir de la casa que compartía con su amigo. Alex Brandtner (Gedeon Burkhard), el nuevo comisario, que da la casualidad que perdió a su compañero perruno en un atentado, consigue animar a Rex y se queda a vivir con él en la que fue la casa de Moser. Otra vez, dueño y perro se hacen inseparables y recorren las calles de Viena combatiendo el mal.

Al llegar la octava temporada, el actor Gedeon Burkhard deja la serie por malentendidos con la productora y eso se traslada a la ficción haciendo desaparecer al comisario Brandtner. Aparece así Marc Hoffmann (Alexander Pschill), el nuevo comisario. Como es de esperar, se convierte en el nuevo compañero de Rex y aunque en un principio no se llevan demasiado bien, acaban por quererse.Marc Hoffmann (Alexander Pschill) y Rex

Esta relación no dura mucho, ya que en 2004 (durante la décima temporada) la serie es cancelada. Pero las aventuras de Rex no acaban aquí, tras unos años de descanso, en 2008 la serie (ahora una coproducción austríaco-italiana) vuelve a nuestras pantallas, aunque esta vez ambientada en las calles de Roma. Rex, oficialmente retirado, pasa a ser la mano derecha del comisario Lorenzo Fabbri (Kaspar Capparoni) y como era de esperar, juntos siguen ofreciendo más de lo mismo.

Rex, abreviación de Reginald von Ravenhorst, es el perro perfecto. A parte de atrapar siempre a los malos, es inteligente, sensible, bromista, cariñoso, leal y ha demostrado saber hacer un montón de cosas, desde lo más básico como es sentarse, estirarse, arrastrarse y rastrear, hasta los trucos más sorprendentes como abrir puertas, coger el teléfono, caminar hacia atrás, hacerse el muerto y el cojo, rescatar ahogados, coger bocadillos al aire…

Rex, como es lógico, no habla pero en la serie han reforzado su presencia con diversos sonidos de doblaje que facilitan su interpretación a la hora de manifestar sorpresa, indignación o reniego.

Este Pastor Alemán fue interpretado por tres perros diferentes. El primero de ellos fue Santo Von Haus Zieglmayer, nacido en 1991 y que ya desde cachorro demostró ser un actor excepcional. Entrenado en inglés, no tuvo ningún problema en acatar las órdenes en alemán (lengua en la que se rodaba la serie). Para llevar a cabo todas las proezas que hemos visto en la serie, Santo era sometidoRex, un policía diferente a sesiones de veinte minutos en las que repetía tres o cuatro veces los ejercicios a realizar. Lo que más le costó aprender fue asimilar que si saltaba a través de un cristal (hecho de azúcar, claro) no le pasaría nada.

Como los años no pasan en balde, hacia el año 2000 Santo ya era mayorcito para hacer según qué cosas, así que su hijo de cuatro años Rhett Butler lo reemplazó en su papel de perro policía. Rhett, que ya tenía experiencia en el mundo del espectáculo como protagonista de Baby Rex (1997, Oliver Hirschbiegel), una película basada en la serie, bordó el papel a la perfección. Tanto, que nadie se dio cuenta del cambio.

Ambos perros fueron adiestrados por Teresa Ann Miller, que comenta que estuvieron buscando durante mucho tiempo un perro ágil, inteligente, amigable, valiente y con un color de cara bastante claro para que quedara bien en pantalla. Después de una rigurosa selección de entre una treintena de ejemplares, se decidieron por Santo, un cachorro de diez meses de edad al que sólo le hicieron falta cinco más de preparación para empezar a rodar.

En las dos nuevas temporadas italianas Rex es interpretado por un tercer perro-actor de origen americano llamado Henry.

Durante todos estos años el argumento de los episodios siempre ha sido el mismo, pero aquí lo que importa no es la originalidad de los guiones (o eso espero) sino que los espectadores disfruten viendo cómo se desenvuelve Rex en las más variopintas situaciones.