Archivo de la categoría: Perros

Cariño, estoy hecho un perro

Por fin le ha llegado el turno a Cariño, estoy hecho un perro (The Shaggy Dog , 2006, Brian Robbins), la película de la que saqué la cabecera de este blog, sí, la del Bearded Collie en un  descapotable rojo. Esta película es un remake de El extraño caso de Wilby (The Shagyy Dog, 1959, Charles Barton) y aunque el título original es el mismo, el argumento de esta nueva versión no sigue la historia de la cinta original sino que hace un popurrí de esta y de su secuela, Un candidato muy peludo (The Shaggy D.A., 1976, Robert Stevenson).

Cariño, estoy hecho un perro

Dave Douglas (Tim Allen) es un padre de familia adicto al trabajo que no dedica mucho tiempo a estar con su mujer e hijos. Ejerce como fiscal del distrito y un día, a causa de la mordida de un perro infectado con un suero mutante, Dave se convertirse en un Bearded Collie (Collie Barbudo). De esta manera, Dave pasa a ser Shaggy, la nueva mascota de la familia. En su nuevo papel como perro, Dave descubre que sus hijos y su mujer comparten más cosas con el nuevo inquilino que no con él cuando era un padre humano. Consciente de lo mal que lo ha hecho como marido y padre, Dave intenta volver a la normalidad y así arreglar su vida familiar, pero antes, claro está, tratará de detener al genio malvado autor del suero mutante.

Tim Allen, el protagonista barbudo, se define como amante de los perros y comenta que para interpretar a Dave Douglas observó y analizó detalladamente el comportamiento de los perros. Admite que para este papel se puso totalmente en la piel de un perro: “Realicé todos los comportamientos – olfatear a la gente, lamer la cara de las personas, correr en cuatro patas, brincar sobre las mesas, perseguir a un gato por toda la ciudad. Fue muy interesante. Mi meta principal con la imitación de los perros era simplemente hacer reír a la gente a carcajadas, lo cual significa hacer cosas inesperadas. Yo quiero que los niños se rían pero también quiero que los adultos salgan riéndose”.

Dr. Kozak (Robert Downey) y Dave Douglas (Tim Allen)

Allen también comenta que interpretar a un perro es muy divertido pero que también tiene sus retos físicos y son algo más difíciles: “Algo que adviertes es que los perros se mueven rápidamente y los humanos no podemos movernos tan rápido. Encontraron interesantes formas de hacerlo con cables y tecnología para permitirme moverme realmente rápido pero me destrozó las manos. Aún así pude correr por los arbustos y brincar sobre cosas y fue muy divertido y liberador hacer todas esas cosas imposibles con un cuerpo humano”.

Por otro lado, gran parte del mérito de la película se lo tenemos que dar a los seis Collies Barbudos que se encargaron de dar vida a Shaggy. Antes de empezar el rodaje, el productor de la película se puso en contacto con el famoso adiestrador Mark Forbes y juntos decidieron qué raza era la ideal para Shaggy y qué perro-actores se encargarían del papel.

Como ninguno de los Collies eran actores profesionales, Forbes tuvo que entrenar a los seis perros desde cero.

Dave Douglas (Tim Allen) sucumbiendo a sus instintos de perro

Algunos de los trucos poco usuales que les tuvo que enseñar son: escribir a máquina con sus patas, deletrear con fichas de Scrabble y hacer surf sobre un autobús en movimiento. Forbes explica que “algunos de los perros habían tenido un entrenamiento básico de obediencia, pero nosotros les exigíamos un nivel totalmente diferente de entrenamiento, en donde teníamos que enseñarles a hacer cosas inusuales, como utilizar sus patas como manos. Lo más importante era hacer que cada uno de ellos ignorara todas las distracciones, los ruidos y la muchedumbre del escenario”.

Y como no, siempre hay alguien que trabaja más que el resto, y ese fue Coal, un perro extraordinario del que se dice que es capaz de ejecutar rápidamente las órdenes del director, llegando incluso a emocionar con su actuación. Según Forbes, “él fue siempre el más rápido en aprender y tenía más energía que la mayoría de los perros que he visto. Coal siempre quería salir y hacer cosas y verdaderamente le encantaba trabajar”.

Aunque Coal fuera tan bueno, hay cosas que un perro no puede hacer y para ello mandaron construir un animatronic en la Stan Winston Studios, que finalmente no sirvió de mucho, ya que nuestro actor principal se hizo cargo del 95% del trabajo.

A parte de su repertorio canino, en Cariño, estoy hecho un perro también aparecen un mono, un chimpancé, un gato, varios conejos y ratas y una cobra real.

En definitiva, estamos delante de una película dirigida a los amantes de los perros (y otros animales) que tengan ganas de pasar un rato divertido.

Un Chihuahua en Beverly Hills

No es que esta película me apasione pero cumple el requisito para aparecer en este blog: está protagonizada por animales.

Un Chihuahua en Beverly Hills (2008, Raja Gosnell) cuenta la historia de Chloe, una Chihuahua muy consentida de Beverly Hills que durante un viaje a México se pierde por las calles de esta gran ciudad. Sus colegas perrunos (un Pastor Alemán llamado DelgadoPapi, un Chihuahua muy salao y seductor) la ayudarán a volver a casa.

Los Chihuahuas Chloe y Papi

Alejada de los lujos que la rodean, Chloe tiene que aprender a vivir en las calles, sin salir de compras y sin ir al spa.

En su versión original, Drew Barrimore es la encargada de poner voz a la Chihuahua Chloe y Andy García al Pastor Alemán Delgado.

Como anécdota, comentar que para la realización de esta película hicieron falta unos 200 animales, supervidados siempre por un equipo de 60 adiestradores.

Finalmente, anunciar que probablemente en 2011 se estrenará una segunda parte, cosa que no hacía falta, pero bueno, así es Hollywood.

Los hombres lobo

Artículo escrito por: Juan Ignacio Martín

Durante la historia del cine el hombre lobo ha sido sujeto de cientos de películas, algunas en tono dramático y otras en tono de humor, en este artículo trataremos las de mayor relevancia o éxito en nuestras pantallas.

El hombre lobo o licántropo es un ser humano que puede cambiar su forma a la de lobo debido a una maldición o a la mordedura de otro hombre lobo, esta transformación se da las noches de luna llena donde la víctima de esta maldición siembra el caos sin que pueda hacer nada por remediarlo. Por regla general las leyendas de hombres lobos han deambulado por Europa prácticamente desde siempre, aunque los nativos americanos también tienen leyendas de este tipo de antropomorfos (seres humanos que cambian a forma de animal) pero asociadas a todo tipo de animales. Muchas de estas leyendas nacieron a causa de matanzas o asesinatos en serie durante épocas donde la falta de conocimientos y supersticiones causaban toda clase de especulaciones sobre el tema, es por esto que los hombres lobo estén tan ligados a los vampiros ya que en muchas culturas son la misma criatura o se creía que si no se quemaba su cadáver podían resucitar como vampiros, por citar algunas creencias.

Los hombres lobos suelen tener una fuerza y velocidad fuera de lo normal, según algunas leyendas dicen que solo se diferencian del resto de lobos por no tener cola, y mantener ojos y voz humanos. Por regla general cuando vuelven a su forma humana se encuentran muy debilitados, y no recuerdan nada de lo que han hecho… por no mencionar que no conservan la ropa que llevaban puesta en su forma humana, causándoles más de un problema o situación divertida en las películas que comentaremos más adelante. Sólo suelen ser vulnerables a objetos de plata, en la ficción moderna solamente una bala de plata puede matarlos, ya que otros artilugios suelen ser inútiles. La curación de la licantropía es bastante rara en la ficción, algunas fuentes hablan de cansar al sujeto en su forma de lobo para que deje de transformarse, llamar al sujeto tres veces por su nombre cristiano, o otras más extremas como exorcismos o métodos clínicos han acabado normalmente con la vida de los pacientes.

Hombre Lobo (Lon Chaney Jr.)

En la gran pantalla encontramos como primer película relevante El Hombre Lobo (The Wolf Man, 1941, George Waggner) protagonizada por Lon Chaney Jr. Esta película pertenece a los clásicos de terror de Universal, entre los que se encuentran Drácula, Frankenstein o La Momia entre otros. En esta película Larry (Chaney) vuelve a casa tras años de ausencia, durante su estancia salva a una amiga de su enamorada de ser atacada por un lobo, pero es mordido durante la pelea. Después de esto una gitana le dice que ese lobo al que mató era su hijo y que ahora él también está maldito al haber sido mordido. La película gozó de tanto éxito que contó con cuatro partes más donde Lon Chaney Jr retomaba su papel. En esta película se introdujo el concepto de que los hombres lobo eran vulnerables a la plata, y sería usado en siguientes adaptaciones. Me gustaría mencionar que este mismo año, 2010, hicieron un remake con Benicio del Toro como protagonista, pero que fue un fracaso en taquilla pese a contar con actores como Anthony Hopkins.

David (David Naughton) en plena transformación

Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, 1981, John Landis) esta nueva versión del mito del hombre lobo dirigida por John Landis nos cuenta, con cierto humor negro, como dos estudiantes americanos mientras están de viaje en la campiña inglesa son atacados por un lobo. David es mordido durante el ataque y Jack acaba muriendo… durante toda la película Jack se le irá apareciendo a su amigo en forma de zombi, cada vez más podrido hasta acabar siendo un esqueleto parlante, para advertir a su amigo sobre la maldición que sufre y las consecuencias si no pone fin a su vida. La película tuvo un gran éxito en su momento debido a sus efectos especiales ganadores de un oscar, que animaron a Michael Jackson a contratar a Landis para que dirigiera su videoclip Thriller.

Scott Howard (Michael J. Fox) transformado en hombre lobo

De pelo en pecho (Teen Wolf, 1985, Rod Daniel) era una de mis favoritas cuando era niño. La película nos cuenta la historia de Scott Howard (Michael J. Fox) un chico normal de instituto que sueña con ser alguien especial para poder conquistar la chica de sus sueños. Como está en plena pubertad, Scott empieza a notar ciertos cambios en su cuerpo, pero no son los que sufrimos todos en esa época… le crece el pelo, sus dientes pinchan, ¡se convierte en hombre lobo adolescente! (he de confesar que cuando era pequeño está transformación impactaba bastante). Tras esto su padre le confiesa que vienen de una familia de hombres lobo y que tenía la esperanza de que la maldición se saltara su generación como a veces pasa. Stiles, el mejor amigo de Scott y fiestero surfero para más señas, hace que saque partido de su nueva condición y lejos de ser temido por su condición como en otras versiones ahora la gente le admira por su velocidad y fuerza mostrada en la cancha de baloncesto donde ahora es una super estrella. Esto hará que Scotty pierda algo la cabeza con la fama y madure valorando realmente las cosas importantes, como la gente que le quiere. La película tuvo tanto éxito en los 80 que se hizo una serie de dibujos en 1985, donde ahora Scotty tenía también unos abuelos y hermana pequeña que también eran hombres lobo. En 1987 tuvo una secuela: Teen Wolf Too, con Jason Bateman como protagonista que interpretaba al primo de Scott que entraba en la universidad y tenía que pasar por los mismos problemas que su primo. Como curiosidad comentar que en países como Italia al personaje de Scott se le cambió el nombre a Marty para aprovechar el tirón que tuvo Regreso al Futuro ese mismo año, en Brasil la titularon El chico del futuro siguiendo la misma estrategia de captar más público.

Will Randall (Jack Nicholson) en plena transformación

Lobo (Wolf, 1994) película dirigida por Mike Nichols que vuelve a contar la historia del hombre lobo adaptada a la época actual y de manera algo sátira, esta vez con adulterio, celos y traiciones en la trama. Will Randall (Jack Nicholson) es mordido por un lobo de camino a casa, en el trabajo empezará a notar cambios físicos y de carácter que le llevarán a morder a Stewart (James Spader) un compañero de trabajo con el que se acuesta su mujer. Esto hará que Stewart se comporte del peor modo posible acusando a Will de las muertes que él provoca, y causando el caos con sus más allegados.

Romasanta. La caza de la bestia (2004, Paco Plaza) ambientada en la Galicia de 1850 donde ocurren una serie de asesinatos en serie hasta que detienen a Manuel (Julian Sands) que explica que es víctima de una maldición y que no puede hacer nada para evitarlo. El argumento está basado en la historia real de Manuel Blanco Romasanta, conocido como el Hombre Lobo de Allariz.

Jacob Black (Taylor Lautner) transformado en hombre lobo

En la Saga Crepúsculo, Jacob Black es un joven nativo americano de la tribu Quileute. En Crepúsculo (2008, Catherine Hardwicke) se nos presenta como un joven algo tímido que parece estar interesado por Bella Swan, la protagonista, y le advierte sobre los Cullen que siglos atrás hicieron un pacto de no agresión con su tribu y le da a entender que su compañero de clase Edward podría ser un vampiro. A la autora y su editor le gustó tanto el personaje que decidieron darle un papel más prominente en el siguiente libro, así Bella para salir de su depresión empieza a salir con Jacob, como amigos, en la ausencia de Edward durante Luna Nueva (2009, Chris Weitz). Jacob acaba enamorándose de ella, pero Bella no le corresponde. Bella nota que la actitud de su amigo ha cambiado desde que sale con un grupo de jóvenes de su tribu que no parecen muy recomendables, esto se debe a que forman parte de un grupo que puede cambiar de forma a voluntad y transformarse en lobos del tamaño de un caballo y de una fuerza descomunal. Los Quileute son enemigos mortales de los vampiros pero no agreden a los Cullen por el pacto anteriormente mencionado… está rivalidad llevará al triángulo amoroso entre Bella, Edward y Jack a más de una situación desagradable durante la saga. En las peliculas el personaje de Jacob lo encarna Taylor Lautner, un nuevo ídolo adolescente.

En Buffy Cazavampiros (1997-2003) el adolescente guitarrero Oz también sufre esta maldición. Oz es un chico irónico, solitario, inteligente y lo de hombre lobo le viene de familia. En una de las temporadas finales, Oz deja pueblo de Sunnydale y viaja al Tíbet para intentar controlar sus transformaciones y, aunque a la vuelta la luna ya no le afecta, sigue conservando la capacidad de transformarse en situaciones de ira, miedo o dolor (sea de día o de noche).

Lobo Hombre

Y como curiosidad final, recordar al Lobo Hombre de Bola de Dragón (1989-1989, Akira Toriyama) que parodiaba al mitológico animal y que odiaba que le confundieran con un hombre lobo, ya que él de normal era un lobo y en las noches de luna llena se convertía en hombre, cosa que dejó de hacer porque Mutenroshi destruyó la luna para que Goku no pudiera convertirse en Ozaru (ese mono gigante en el que se transformaba cuando miraba la luna llena). Durante el torneo de Artes Marciales Mutenroshi hipnotizó a Lobo Hombre usando la cabeza de Krilin como luna… la transformación humana de este personaje resultaba ser bastante fea por lo que el Maestro Tortuga no entendió su decisión de querer cambiar.

Toto, el perrito de El mago de Oz

Toto es uno de los perros más míticos de la gran pantalla. ¿No lo recuerdas? ¡Es ese Cairn Terrier negro que acompañó a Dorothy en su viaje por el camino de baldosas amarillas!

Toto y Dorothy (Judy Garland)

El mago de Oz (1938, Victor Fleming) nos cuenta la historia de Dorothy, una niña de Kansas que a causa de un tornado, su casa sale volando y viaja junto a su perrito Toto al mundo de Oz. Un mundo en el que vivirán numerosas aventuras y conocerán a los más extravagantes personajes.

El perro Toto está interpretado por la actriz canina Terry, una perra de raza Cairn Terrier con bastante experiencia en el cine. ¡A sus seis años de edad ya había trabajado con Fritz Lang y Cecil B. DeMille!

Terry nació en 1933 y fue adquirida por los productores de El mago de Oz en 1936 (tres años antes de empezar el rodaje de la película). Terry era una perrita muy tímida pero pronto le cogió el gustillo a esto del cine y no había nadie que se sintiera más a gusto delante de las cámaras que ella. Incluso asistió al estreno de la película en el Grauman’s Chinese Theatre.

Toto y Dorothy (Judy Garland)

Para El mago de Oz, Terry pasó dos semanas en casa de Judy Garland (Dorothy) para acostumbrarse a estar con la niña y, por desgracia, durante el rodaje sufrió una fractura bastante importante en el pie, molestia que arrastraría durante toda su carrera. Durante los días de rodaje que Terry tenía el pie en reposo, otro Cairn Terrier fue el resposable de dar vida a Toto.

Se dice que el sueldo de Terry era de unos 125$ a la semana, cifra bastante superior a la de muchos actores humanos de la película.

Después del éxito cosechado con El mago de Oz, el nombre de Terry fue cambiado oficialmente por el de Toto. E incluso un escritor escribió su “autobiografía”, titulada I, Toto.

Terry, ya Toto, murió en 1945, a los doce años de edad.

Filmografía de  Toto:

– Aquí durmió George Washington (1942, William Keighley)
– La vida es así (1942, Victor Fleming)
– Twin Beds (1942, Tim Whelan)
– Cinderella’s Feller (1940, William C. McGann)
– Calling Philo Vance (1940, William Clemens)
– Bad Little Angel (1939, Wilhelm Thiele)
– Mujeres (1939, George Cukor)
– El mago de Oz (1939, Victor Fleming)
– Stablemates (1938, Sam Wood)
– Corsarios de Florida (1938, Cecil B. DeMille)
– Furia (1936, Fritz Lang)
– El ángel de las tinieblas (1935, Sidney Franklin)
– Bright Eyes (1934, David Butler)
– Ready for Love (1934, Marion Gering)

Brandon, el perro maravilla

De pequeña quería ser Punky Brewster. Punky era lo más. Era una niña divertida, con estilo, muy lista e ingeniosa, que soñaba con ser astronauta y que tenía una fantástica casa en un árbol. Y lo más importante, siempre iba acompañada de su fiel compañero Brandon, un Golden Retriever que sabía hacer de todo; jugar a las damas, al póker, ir en skate…

Punky Brewster (1984-1986, NBC) es una comedia americana que cuenta las aventurillas de Punky, una niña huérfana que es adoptada por un viejo fotógrafo soltero y gruñón, llamado Henry Warnimont.

Brandon aparece en la serie desde el primer capítulo, cuando aún es un cachorrito de Golden Retriever. A lo largo de las cuatro temporadas lo vemos crecer y realizar los más divertidos trucos y ejercicios, motivo por el que en Estados Unidos se lo empezó a conocer como The Wonder Dog (el perro maravilla). Su adiestrador, Glen Garner, comenta que aprendió a ir en skate en tan sólo un par de días.

El episodio final de la serie es Campanas de boda para Brandon, en el que Brandon se enamora de Brenda, una Golden Retriever que pertenece a uno de los vecinos de Punky. El intenso romance culmina en una ceremonia nupcial en la que asisten otros perros del vecindario.

Como anécdota, comentar que aunque el Brandon acompaña a Punky desde el principio, el perro actor que lo interpreta no aparece en los títulos de crédito hasta la tercera temporada.

Gracias al éxito de la serie, 1985 se creó It’s Punky Brewster (1985-1986, NBC) una serie de dibujos animados en la que Punky llega al otro lado del arco iris y se trae a Glomer, un extraño ser de un mundo mágico que es capaz de conceder deseos, lo cual crea nuevas situaciones disparatadas de las que Punky y sus amigos no se podrán escapar.