Liberad a Keiko

Más que por la película en sí (sumamente ñoña y previsible), escribo sobre Liberad a Willy (1993, Simon wincer) porqué desde siempre he tenido predilección por las orcas. Y como aquí hablo de cine y animales, la orca Keiko no iba a ser menos.Jesse (Jason James Richter) y Willy (Keiko)

Keiko es el protagonista de las tres películas en las que un niño intenta salvar la vida de una orca: Liberad a Willy, Liverad a Willy 2 (1995, Dwight H. Little) y Liberad a Willy 3. El rescate (1997, Sam Pillsbury).

En la primera entrega, Jesse, un niño de 12 años, hace todo lo posible para poner en libertad a su nueva amiga Willy, una orca que ha sido separada de su familia para ser la principal atracción de un parque acuático. Al final, como no, lo consigue y Willy es liberada. En la segunda parte, Jesse y sus amigos se reencuentran con Willy, que ha estado dos años conviviendo con otras orcas. Ahora el problema es un vertido de petróleo que acosa a Willy y a su familia. Al final, Willy y los suyos se salvan. En la última de las películas (directamente lanzada en video), Jesse ya tiene 16 años y se dedica a luchar contra los cazadores ilegales de ballenas, quienes tienen puesto el ojo en Willy y su familia. Al final, el cazador se redime y Willy se salva.

Por desgracia, algunos de los problemas de Willy en la ficción no distan mucho de los de Keiko en la vida real.

La orca Keiko (que significa “afortunado” en japonés y el pobre no lo fue mucho) fue capturado y separado de su familia en 1979. Se cree que nació entre 1977 y 1978 en el océano Atlántico, cerca de Islandia. Permaneció cautivo en este país hasta que, en 1982, el Marineland de Ontario (Canadá) lo compró. Allí empezó a aprender sus primeras piruetas y le aparecieron las primeras complicaciones dérmicas.Keiko

En 1985, Keiko volvió a ser comprado, esta vez por el parque Reino Aventura, en México. Pasó ocho años encerrado en una piscina que se le hizo pequeña y a causa de no poder utilizar la aleta dorsal, ésta fue atrofiándosele lentamente, rasgo distintivo de las orcas en cautiverio.

En 1993, la Warner Bros se fijó en Keiko y la utilizó para que protagonizase Liberad a Willy. La película supuso un gran éxito y fue la chispa para que se emprendiera una dura batalla para liberar al animal en la vida real. La opinión estaba dividida en dos: la Alianza de Parques de Mamíferos Marinos y Acuarios propugnaba para que Keiko fuera llevado a un acuario con una piscina adecuada, la cual podría compartir con una hembra y, por otro lado, el Centro para la Investigación de las Ballenas de Washington orientado hacia los derechos de los animales, defendía su puesta en libertad.

La historia de Keiko se convirtió rápidamente en emblema contra el cautiverio de animales marinos y finalmente, en enero de 1996, fue trasladado a un acuario en Estados Unidos para empezar un largo período de adaptación antes de ser liberado.

Tras tantos años de cautiverio, el daño hecho en Keiko era difícil de reparar:

  • No sabía cazar, lo habían alimentado siempre con peces muertos.
  • No sabía el idioma del clan materno (cada manada de orcas tiene un dialecto propio).
  • Tenía el sistema de sonar atrofiado. No lo había utilizado porqué el rebote del eco contra las paredes del estanque terminaba aturdiéndolo.
  • Había cogido un gran apego por los humanos.

KeikoPoco a poco, Keiko fue progresando y en 1998, tras un examen médico riguroso con resultados favorables y tras comprobar que podía valerse por sí solo, lo liberaron en un ambiente controlado en las aguas de Islandia. Tras un año en “libertad” (siempre estuvo bajo control) Keiko empezó a alejarse de los entrenadores y a pasar más tiempo en su hábitat. En el 2000 fue llevado muy a menudo a mar abierto donde comenzó a juntarse con un grupito de orcas salvajes, con las que acabó pasando largos períodos de tiempo.

Por primera vez, en 2002, Keiko fue llevado a un área de mar abierto donde podía ir y volver cuando quisiese. Tras un año viviendo en estas condiciones, la orca murió de neumonía en diciembre de 2003 a la edad de 27 años. Muchos años para una orca en cautiverio pero muy poquitos para una orca en libertad.

Una respuesta a “Liberad a Keiko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s